La Castanyera.

Igual que los países anglosajones tienen su Halloween y los mexicanos celebran el Día de los Muertos, en Catalunya también se celebra la Castanyada. Su origen procede de antiguos rituales funerarios que datan de finales del siglo XVIII; rituales destinados a conmemorar a los antepasados ​​fallecidos.

Al parecer, la tradición de comer ciertos alimentos provenía de la necesidad de energía para permanecer despiertos toda la noche. Los campaneros de las iglesias recorrían los vecindarios diciéndole a la gente que era hora de rezar por los difuntos. También se dice que era costumbre dejar los fuegos encendidos durante la noche y preparar la comida para los antepasados ​​para que pudieran comer y calentarse cuando regresaran de visita.

Cuentan que, antes de celebrar el día de Todos los Santos, las familias se reunían para velar a sus muertos. Para aguantar, se aprovisionaban de los primeros frutos del otoño, que principalmente eran las castañas, las legumbres y los boniatos. De esta costumbre nació la carismática figura de la Castanyera ya que mientras se asaban las castañas, se rezaba.

La Castanyera estaba representada como una anciana vestida con ropas pobres, una falda larga que cubría sus pies y un pañuelo sobre la cabeza, parada frente a un asador, asando y vendiendo castañas en la calle, envolviéndolas en periódicos.

Otra teoría afirma que el festín era para los campaneros, que hacían repicar las campanas durante toda la noche para recordar a los fieles la necesidad de rezar por el alma de sus difuntos. Cada vez que descansaban, reponían fuerzas comiendo lo que la gente les traía que, en este caso, eran los frutos del otoño.

En Catalunya, además de las castañas, la tradición también es comer panellets, unos panecillos parecidos al mazapán que se depositaban en las tumbas de los difuntos para que estuvieron nutridos en la otra vida. Ahora los hay de todo tipo: de almendras, piñones, coco, yema quemada, higo… Sin embargo, los más demandados son los de piñones.

Y tú, ¿ya has comido castañas asadas y has probado los panellets? ¿Cuáles son tus preferidos?

8 comentarios

  1. Tradiciones como esta no hacen daño a nadie, está bien, también lo celebro asando casañas al fuego, boniatos al horno y confeccionando los panellets deliciosos y veganos en mi caso. Gracias por la información, Rakel amiga.

  2. Acá en Paraguay, los jóvenes adoptan la tradición de disfrazarse para ir a fiestas. Me parece más sano lo de ustedes. Un abrazo

    • En España también se disfrazan para ir a fiestas, supongo que Halloween se ha extendido por todo el mundo. La Castanyera está más arraigada en Cataluña, pero cómo tú dices, es una tradición mucho más sana (si no tenemos en cuenta la enorme cantidad de azúcar que llevan los panellets, jejeje). Un abrazo, Ana Raquel! 😉

  3. No conocía esta leyenda pero ha sido muy interesante, me encanta descubrir historias como estas, referentes a la época de Halloween, mi temporada favorita del año. Supongo que en Catalunya tienen muchas más tradiciones geniales; en México lo más cercano que tenemos es el Día de Muertos y también hay muchas leyendas curiosas.

    Gracias por compartir.

    • En España también se celebra el Día de todos los Santos el 1 de noviembre, en conmemoración a los familiares y seres perdidos que hemos perdido, se suele ir al cementerio a poner flores a los familiares fallecidos, pero esta costumbre se está perdiendo poco a poco. Ahora todo está más enfocado a una fiesta comercial en lugar de una fiesta más espiritual. México tiene mucha cultura (Incas, Mayas, etc) estoy segura de que está plagado de historias y leyendas apasionantes que te prometo que investigaré. Un abrazo enorme! 😉

  4. La castaña como alimento de temporada, asadas, cocidas en agua con azúcar o hervidas en leche ha sido una cena habitual.
    Antes de la concentración parcelaria que tanta riqueza aportó, y espantó la lluvia, las trochas estaban flanqueadas por innumerables castaños que dejaban caer al suelo esos nutritivos frutos.
    En cuanto a ahuyentar presencias indeseadas, conviene disponer la escoba tras la puerta. ¡Pero recuerda ponerla con las cerdas hacia arriba!
    Un besazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: