El corazón te delata.

El corazón te delata

Entró en el pub y le vio. Estaba con dos amigos tomando una cerveza y parecía estar divirtiéndose.

Cerró los ojos tratando de olvidarle aunque solo fuera por una noche. Hacía mucho tiempo que no salía de copas con sus amigas y esa era una noche de chicas, pero no surtió efecto.

Él seguía estando en su cabeza y sus ojos le buscaban y sus miradas se encontraron. Él sonrió, ella miró hacia otro lado y suspiró con resignación, su papel de mujer fría y distante se venía abajo.

– No puedes pasarte la vida evitándolo ni mintiéndote a ti misma, no sé por qué te cuesta tanto admitir lo obvio -le dijo su mejor amiga al ver que sus ojos miraban en la dirección donde él se encontraba.

– Ahora vuelvo, voy al baño -le respondió a modo de excusa para evitar escuchar por enésima vez la opinión y los consejos de su amiga.

Se encaminó hacia el baño sorteando a la multitud que por allí bailaba y bebía como si se fuera a acabar el mundo. Cuando estaba a punto de atravesar la puerta del baño de mujeres, alguien la agarró del brazo y la detuvo.

No tuvo que dar media vuelta para saber de quién se trataba, su cuerpo lo reconoció de inmediato y toda su piel se erizó. No tenía ninguna duda, era él.

– ¿Hasta cuándo vas a seguir huyendo de mí? -Quiso saber él. No obtuvo respuesta y, tras acercar sus labios a los de ella, añadió con la voz ronca: – Mírame a los ojos y dime que no me deseas, dime que no sientes nada. Dímelo.

Se sostuvieron la mirada, el corazón de ella comenzó a palpitar con fuerza, tanto como para que él lo escuchara.

– Da igual lo que digas, tu corazón te delata -insistió él.- Ambos anhelamos lo mismo, pequeña.

No esperó más, la rodeó por la cintura, la estrechó contra su cuerpo y la besó con urgencia y necesidad. Ambos sabían lo que aquello significaba, se estaban entregando el corazón el uno al otro en aquel beso.

2 pensamientos en “El corazón te delata.

  1. ¡Me ha encantado! además , no ha hecho falta más para imaginarse a los dos en la situación. Ains , en realidad es lo que toda mujer desea o espera. ( o por lo menos , le gustaría) Lo dicho, es muy buen relato. ¡Un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.