Cupido.

En el mundo de los mortales, vivía una joven princesa de extraordinaria belleza que se llamada Psique. La hermosa Psique no conseguía encontrar pareja porque todos los hombres se sentían indignos de ella. El padre de Psique, desesperado por encontrar a un buen marido para su hija, fue al oráculo de Delfos y el oráculo predijo que la hermosa princesa encontraría el amor en un precipicio.

La diosa Venus, sabedora de la belleza de Psique, se puso muy celosa y envió a su hijo Cupido para que le clavara flechas y le hiciera enamorarse del hombre más feo, vil y despreciable del mundo. Cuando Cupido vio a la joven y hermosa Psique, se enamoró instantáneamente de ella y se transformó en un apuesto joven.

A pesar de que Venus se opuso, Cupido se llevó a Psique a un castillo y se casó con ella con la condición de que, como mortal que era, no podría mirarlo. Los jóvenes eran muy felices y Cupido visitaba a su amada todas las noches. Sin embargo, las hermanas envidiosas de ella convencieron a Psique de que tenía que ver a su marido porque era una serpiente con alas. Una noche, Psique rompió la promesa que le hizo a Cupido y lo miró. El dios, dolido por la poca confianza de ella, la abandonó.

Psique fue expulsada del castillo y, profundamente arrepentida por lo que había hecho, vagó por el mundo buscando a su marido. La joven superó multitud de pruebas y desafíos impuestos por Venus y, por fin, fue perdonada por su amado Cupido y por su suegra, la diosa Venus. Psique y Cupido tuvieron una hija a la que llamaron Voluptas, la cual simbolizaba el placer.

2 comentarios

  1. Mucho más interesante que una cita en First Dates. ¿Dónde va a parar? Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: