“No aceptes invitaciones de un hombre desconocido y recuerda que todos los hombres son desconocidos.”

Robin Morgan.