«Tú no te irás, mi amor, y si te fueras, aún yéndote mi amor, jamás te irías.»

Rafael Alberti.