4 comentarios

  1. Iñaki de Villa

    9 mayo, 2020 a las 21:43

    La estulticia se enseñorea… Y es difícil combatirla. Salud y saludos.

  2. Cierto, pero no reconocer los errores está a la orden del día.
    Abrazos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: