«Conservar algo que me ayude a recordarte, sería admitir que te puedo olvidar.»

William Shakespeare.