«El verdadero amor no se conoce por lo que exige, sino por lo que ofrece.»

Jacinto Benavente.