Si hay una leyenda urbana que todos conocemos, esa es la de La chica de la curva, también conocida como la autoestopista fantasma. De hecho, creo que cada pueblo de España tiene su propia versión sobre esta leyenda urbana. Sin embargo, todas esas versiones coinciden en algo: en todas ellas aparece una chica en una curva de una carretera oscura y peligrosa donde, supuestamente, ella se mató. Aunque hay muchas versiones del relato, todas se pueden resumir en gente viajando en su vehículo que se encuentra con una chica que hace autostop y que, tras advertir del peligro del que ella misma fue víctima, la chica desaparece sin dejar rastro.

Al parecer, esta leyenda circula desde hace siglos y ha ido adaptándose a nuestros tiempos, modernizando un poco la historia. En las versiones más antiguas, la joven paraba a los jinetes para que la subieran al carruaje.

Una de las versiones más extendida de esta leyenda, cuenta que una hermosa joven vestida de novia se aparecía a los viajeros en mitad de la noche en los arcenes de las carreteras, generalmente cerca de una curva muy peligrosa. La chica les pide a los viajeros que la lleven y se monta en silencio en el vehículo hasta que, cuando se aproximan a la peligrosa curva, la chica rompe el silencio para decir que ella se mató en esa curva y acto seguido desaparece sin dejar rastro. Al final, los viajeros descubren que la misma chica que se les había aparecido había muerto en aquel mismo lugar tras sufrir un accidente cuando viajaba con su marido tras la celebración de su boda.

En las distintas versiones, el propósito de la aparición de la chica varía: a veces, alerta al conductor sobre una curva peligrosa, precisamente aquella en la que murió; otras veces, causa la muerte del conductor, al no alertarle del peligro de la curva.

¿Conoces alguna versión de esta leyenda urbana? ¿Hay alguna curva singular cerca de donde vives de la que se cuente alguna versión de esta leyenda? No seas tímido/a y cuéntanos qué versión conoces de La Chica de la Curva.