«El sufrimiento más intolerable es el que produce la prolongación del placer más intenso.»

George Bernard Shaw.