«Hay dolores que matan, pero los hay más crueles: los que nos dejan en vida sin permitirnos gozar de ella.»

Antoine L. Apollinarie Fée.